Un testigo de Alsasua reconoce presiones de los padres del principal acusado