‘El programa de AR’, testigo directo del asalto a una finca de olivos