Una víctima de los hermanos Benabad, acompañado siempre de su arma por miedo