El yihadista herido en la explosión confiesa que iban a atentar contra monumentos de Barcelona