Rodea un agujero negro en media hora: así es la enana blanca más veloz del cosmos