El sol y sus llamaradas, vistas más cerca que nunca