Una cámara se adentra en el "moco marino" que está devastando el mar de Mármara