Arranca una primavera meteorológica que será como el invierno, cálida y seca