Efectos de la borrasca Ciara: la espuma de mar inunda las calles cercanas a las costas de Inglaterra