Dos borrascas seguidas: tras Daniel, llega Elsa con vientos huracanados