Milán, más navideña que nunca tras una monumental nevada