Temporal marítimo: las olas engullen una playa de la costa alicantina y las casas en primera línea