Tras el 'veranillo', llega un bajón de temperaturas de más de 10ºC