Espectaculares ‘olas cappuccino’ en Ciudad del Cabo