El sol ha llegado para quedarse: Cielos despejados de cara al lunes y el martes