Un sistema frontal que cruzará la Península de oeste a este romperá con la estabilidad