Las temperaturas siguen en descenso: un frente frío hará que el ambiente sea aún más desapacible