Adiós al sol: las lluvias se intensifican en el Cantábrico y las nubes se extienden al resto de la mitad norte