Mucho, pero que mucho calor: vuelven las noches tropicales y los 40ºC de máxima