Vuelta a la calma: el viento y la lluvia se disipan y las temperaturas vuelven a subir el viernes