Adiós al temporal: irán remitiendo las lluvias y las nevadas hasta el domingo