El verano arranca con cielos azules y temperaturas que suben