Atención con el viento: rachas que podrán superar los 90 km por hora en el Cantábrico