Bárbara Rey, ¿sin dinero?