María del Monte, enfadada con su sobrino