Natalia pone de los nervios a Pablo