Del Bosque se despidió, uno a uno, de cada jugador de la Selección española