Cristiano voló por encima de la defensa para adelantar a Portugal con un gran cabezazo