Cristiano destaca la humildad y el espíritu de sacrificio como claves de la victoria