Doble agarrón en el área de Gales a Cristiano y Joao Mario pero el árbitro no pitó nada