Dura entrada a Iniesta: le pisaron el tobillo pero se quedó en un susto