Polémica en Barcelona por la instalación de una pantalla para seguir el Italia-España