La modelo francesa que enamoró a los irlandeses presume de los piropos recibidos