Súper Víctor, la mascota de la Eurocopa que comparte nombre con un juguete sexual