El abrazo entre lágrimas de Pepe a Cristiano: dobles campeones de Europa en un mes