Un niño portugués consuela a un aficionado francés desconsolado al perder la Eurocopa