La Roja, ante 'el más difícil todavía': ser la única selección que gana tres Euros seguidas