Locura, polémica e indignación en el entrenamiento de La Roja