Leonor y Sofía juguetean con la Copa