Primera ocasión clara para La Roja