Arreón Alemán, cuatro ocasiones en dos minutos