Los irlandeses se preparan a su manera