Sangre fría de Silva para hacer el segundo