Caño tremendo en el gol clave de Dinamarca