Un gol que vale el pase a cuartos