La estrella de España brilla en los penaltis