Así se las gastan los aficionados españoles con los periodistas de la Euro