El disgusto de Carmen por haberse equivocado: “Lo siento, soy humana, no sólo carne”