¿Le reconoces? Así de guapo lucía uno de los jueces en su juventud: "¡Es que yo estaba muy bueno!"