María Jesús regresa a un escenario y consigue que los jueces se rindan a sus pies